Thrax Basus: motional feedback

El efecto de la modulación de los graves en el resto de la música. Se sabe que el oído humano produce una cierta distorsión armónica que conduce a la creación de sintomas de intermodulación. Para ilustrarlo con un ejemplo simple, si escuchase un tono limpio, un cantante de ópera y agregase una señal de baja frecuencia con un nivel apropiado pero discreto, lo que significa que no lo notaría, de hecho notaría un cambio en el tono de la voz. La voz estaría modulada. Este es uno de los principios fundamentales de la creación musical. Un tono grave modula a un tono de tono más alto dándole su ritmo y coloreándolo, por lo que en un solo, una nota fuera de compás se acentúa al tener un carácter diferente ya que no está siendo modulada por la ráfaga del grave.

Hasta ahora se discute sobre el efecto de la modulación de graves en los tonos superiores y cómo afecta a la música, pero cuando esto se hace ad hoc sin estar relacionado con la música, podríamos clasificarlo como ruido y distorsión. El nivel de estos artefactos en relación con el nivel de la señal reproducida definirá la relación señal/ruido del altavoz. Un enfoque para reducir esos artefactos es asegurarse de que no se creen en primer lugar. La existencia del feedback  ha sido ampliamente discutida y es el principio que existe detrás del 99% de los amplificadores que existen en la actualidad.

Imagine que tiene un transductor de graves y le aplica una señal. La corriente que pasa por la bobina crea una fuerza motriz que acelera el cono del altavoz. La aceleración crea una onda de sonido, pero cuando detiene la señal todavía hay algo de energía cinética en el cono, produciendo un sonido no relacionado con la señal, y por último pero no menos importante el motor magnético genera EMF, lo que lleva a un movimiento de cono no deseado. Es un poco como golpear un tambor e intentar controlar el sonido con las baquetas.

La introducción de un sistema que mide la aceleración y la velocidad del cono y la compara con la señal de entrada nos da la capacidad de crear una señal de control para estabilizarla. Todos los sistemas de retroalimentación tienen latencia y otras varias limitaciones que permiten aplicar solo una cierta cantidad de corrección en una banda de frecuencia limitada. En otros términos, el sonido nunca se puede hacer perfecto, pero en un rango de frecuencia limitado el rendimiento se puede mejorar más de 10 veces. Con el sistema de realimentación implementado, se puede controlar (reducir) la resonancia del sistema mecánico en la caja y la Q total del sistema. Aprovechando el hecho de que los altavoces que operan por encima de su frecuencia resonante tienen un desplazamiento de fase mucho más bajo.

El sistema de subwoofer Basus consiste en un transductor de graves con realimentación del movimiento en un recinto de metal sellado, un amplificador con una potencia de 1kW y un divisor activo con frecuencias preestablecidas seleccionables por un interruptor que permiten utilizar el Basus con cualquier combinación de altavoz/amplificador. El proyecto del subwoofer Basus se inició como una unidad de extensión de graves para el altavoz Lyra que se convirtió en el woofer universal definitivo. Se proporciona un soporte a juego para montar el Lyra en la parte superior del Basus, lo que lo convierte en un sistema unificado visualmente. La combinación Lyra/Basus/Teres crea un sistema de altavoces activo con una sinergia incomparable y un impacto visceral.
Un grave sin distorsiones a niveles lo suficientemente altos crea una percepción diferente de la música. Cuando la demora de grupo es muy baja, los pulsos y los instrumentos de percusión se vuelven sólidos y con un cuerpo bien definido, limpiando la oscuridad en el estudio de sonido creando un efecto transparente que permite escuchar la reverberación y los reflejos en la parte posterior del estudio de sonido.

Puede encontrar el sistema de subwoofer Basus en su tienda Werner y también en la tienda online de nuestra web:

http://werner-musica.com/subwoofers/1124-thrax-bassus.html

Imagen equipo por Audio Bacon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *