MONITOR AUDIO SILVER 300

Nuevo

Columna de 3 vías

Impedancia nominal 8 Ohm

Sensibilidad 90dB

Acabados: roble negro, nogal, nogal rosado, roble natural, negro con brillo intenso y blanco satén

Más detalles

1 560,00 €

-20%

1 950,00 €

Más

La nueva Silver 300 mantiene la familiar y galardonada configuración de su predecesora, aunque con varias mejoras cruciales en los transductores empleados.

La configuración de tres vías al completo utilizada proporciona unos medios de muy alta calidad, mientras que dos woofers de 165 mm (6.5”) diseñados para realizar grandes desplazamientos trabajan de manera conjunta para producir una respuesta en graves increíblemente amplia a partir de un recinto tan alto como estilizado, convirtiendo a la Silver 300 en la elección perfecta para los audiófilos y las instalaciones audiovisuales más exigentes.

La configuración de tres vías empleada permite optimizar todos los altavoces para que hagan mejor su trabajo a lo largo de una banda de frecuencias más estrecha, lo que por otro lado es la única “vía real” para que sus prestaciones sea superiores en cada aspecto. Los superlativamente naturales medios de la Silver 300 son cortesía de un altavoz de 102 mm (4”) dedicado que incluye un motor magnético equipado con una bobina móvil “suspendida”. Esta técnica asegura que la bobina móvil permanezca siempre en el entrehierro bajo todo tipo de condiciones de trabajo, siendo el resultado una distorsión objetivamente menor que se traduce en mejoras audibles.

Además de tener una impedancia global más alta y un nivel de amortiguamiento superior, la Silver 300 puede situarse más cerca de una pared. Todo ello no impide que estemos ante una caja acústica genuinamente audiófila capaz de reproducir unos graves de nivel sísmico. Para conseguir unas prestaciones óptimas, se recomienda dejar un espacio de unos 30 centímetros (12”) entre la caja acústica y la pared posterior a fin de permitir que el sistema “respire” y se comporte de manera irreprochable. Por otro lado, una elevada sensibilidad global hace que la nueva Silver 300 sea fácil de atacar incluso por un modesto –aunque de alta calidad- amplificador integrado, siendo el resultado un sonido preciso y dinámico –tanto en música como en cine- capaz de llenar una sala de dimensiones entre medianas y grandes.