Sennheiser HD 820: el auricular cerrado con sonido hi-end

A principios de 2009, el gigante de los auriculares alemanes Sennheiser lanzó su tan esperado diseño estrella, el HD800, un modelo con transductor dinámico, abiertos con tecnología “ring radiator”, que muchos vieron como unos auriculares increíblemente precisos con una enorme honestidad en su presentación sonora.

En 2016, la compañía lanzó su actualización del 800 bajo la forma del 800S, que tenía como objetivo convertir a los 800 en una bestia más amable y gentil, haciendo un guiño a la calidez sonora y domar lo que se percibía en el prensa y por los consumidores como un sonido demasiado analítico.

Ahora ya en 2018, Sennheiser ha presentado su última versión de la serie 800, la HD820, pero ha pasado de un diseño de configuración abierta al de una cerrada (usando un cristal de calidad, que utilizan los smartphones, como parte del respaldo del recinto del transductor), lo que hace que el HD820 sea una propuesta muy diferente a la de sus hermanos mayores.

¿Por qué diferente? La comparación entre diseños de auriculares abiertos con diseños de auriculares cerrados es difícil, en el mejor de los casos, debido a los enfoques diferentes para tratar la forma en que los conductores disparan su radiación de energía hacia atrás. Un transductor de auriculares (o cualquier transductor) envía tanta energía hacia atrás como hacia adelante, por lo que un diseño cerrado tiene que lidiar con esa energía, además de las resonancias inherentes que lo acompañan, mientras que en un diseño abierto, la energía se disipa en el aire lejos del punto de escucha. Entonces cómo logramos ganar a este desafío, pues cambiando completamente las especificaciones del diseño técnico de la unidad y los materiales elegidos para la inclusión en su fabricación para tener que lidiar con esa energía.

La escucha inicial muestra que el 820 es igual de cómodo, con la misma calidad de construcción excepcional que el 800 original. En cuanto al sonido, es más cálido, producen una mayor cantidad de graves y mantienen la misma respuesta suave en toda la gama de frecuencias (12Hz ~ 43.8kHz -3dB) que hace que se enganche al sonido de Sennheiser. Con 360 gramos, solo pesan 30 gramos más que los 800, mantienen la misma impedancia de 300 Ohm y tienen una sensibilidad de 1dB más en 103dB/1kHz/1V en comparación con los 102dB/1kHz/1V de los 800.

El Sennheiser HD820 viene en una hermosa caja de madera teñida en negro con una selección de tres cables: una terminación estándar de 6,3 mm, un conector Pentacon (balanceado) y un XLR4.

https://www.werner-musica.com/auriculares-around-ear/2023-sennheiser-hd820.html

Foto de portada por headphone.com / Fotos de artículo por innerfidelity.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *