Qué encuentra más relajante: el delicado sonido de un violín o un poderoso solo de guitarra?

Qué encuentra más relajante: el delicado sonido de un violín o un poderoso solo de guitarra?
Las personas tenemos gustos diferentes, y dependiendo del tipo de música que le guste, la respuesta puede ser una u otra. El punto es que la música puede ser una gran herramienta para la relajación. Todo es cuestión de dejar que sus preocupaciones fluyen fuera de su mente, llenando sus oídos de música.
Ahora bien, si usted es un fan de los discos de vinilo, necesitará un giradiscos decente con el fin de disfrutar de la máxima fidelidad. Le recomendamos el Thorens TD 190-2, un giradiscos totalmente automático para disfrutar con todas las de la ley del sonido analógico.
Este es uno de los mejores giradiscos que puede poseer, sobre todo si tiene un presupuesto de menos de 1000€. Prepárese para experimentar una experiencia analógica como nunca lo habrá sentido antes.
El TD 190-2 tiene una serie de características especiales que pueden ser importantes para usted. No sólo le permite cambiar fácilmente entre las velocidades de 33 1/3 y 45 RPM, también tiene un modo de 78 RPM. Para reproducir discos de 78, necesitará una cápsula diferente que soporte la fricción de la piedra. También podrá reproducir sus viejos singles de 45 RMP automáticamente moviendo un interruptor que tiene en cuenta el cambio de diámetro de los discos.
Para amantes de la música que se ponen nerviosos a la hora de zambullirse en el mundo analógico, el Thorens TD 190-2 logra un buen equilibrio, se acerca a la comodidad de los CDs, pero ofreciendo la musicalidad de lo analógico. Mejor aún, no pagará una gasto extra significativo para el que puede ser el giradiscos más fácil de configurar y utilizar.

Deja una respuesta