Atoll IN300: el escalón que faltaba entre sus integrados

Después del lanzamiento de la gama 400, quedó claro que Atoll necesitaba producir un producto de rango medio para cerrar la brecha entre los amplificadores integrados IN200 e IN400.

A diferencia de la estética ligeramente peculiar de su hermano mayor (IN400), el amplificador integrado Atoll IN300 ha regresado a un diseño bastante convencional. Sin embargo, tiene un diseño de panel frontal similar, con un panel de visualización OLED de bajo consumo en el centro flanqueado por dos potenciómetros de grandes dimensiones: uno para ajustar el volumen (girando) y el balance (presionando hacia abajo), y el otro para seleccionar la fuente (girando) y ajustando el M/A (presionando hacia abajo).

En el panel posterior del Atoll IN300 hay cinco entradas analógicas, incluida una que puede alojar la etapa fono opcional Atoll P100 MM/MC. También cuenta con una entrada XLR simétrica bipolar, que se realiza completamente utilizando componentes discretos, así como 2 salidas de previo, 1 entrada de bypass y una entrada/salida para ‘tape‘.

El amplificador integrado IN300 también está equipado con un excelente DAC PCM768kHz/32-bit; DSD128. Se puede acceder a él a través de 6 entradas digitales: 2 coaxiales, 2 ópticas y una USB-B. Curiosamente, el DAC USB es un XMOS: XHRA-2HPA USB que utiliza un programa desarrollado específicamente para Atoll. Para utilizar la entrada USB con un ordenador con Windows, deberá descargarse un controlador específico. Las ordenadores MAC no requieren controlador. La sexta entrada digital se puede usar a través de un módulo Bluetooth incorporado en el DAC. Las salidas de los altavoces se han producido de forma impecable, con terminales que se han fresado a partir de cobre específico para Atoll.

La arquitectura interna de este integrado es muy impresionante. El Atoll IN300 tiene un diseño completamente dual mono y está alimentado por dos transformadores toroidales de 440V. El sistema de filtrado consta de 12 condensadores químicos diseñados específicamente para fines de audio, lo que equivale a una capacitancia total de 86.000uF. Las etapas analógicas utilizan capacitores Mundorf MKP blindados y la etapa digital utiliza capacitores MKP Vishay de alta calidad de sonido. También vale la pena señalar que el cableado interno de las salidas de los altavoces se ha realizado con un cable de altavoz de alta gama.

El amplificador integrado Atoll IN300 puede ser uno de los mejores, si no el mejor, amplificadores integrados en su gama. Tiene todo lo que podría desear de un amplificador moderno en términos de opciones de conectividad y posibilidades, sin mencionar su notable musicalidad y calidad de sonido.

https://www.werner-musica.com/amplificadores-integrados/2029-atoll-integrated-in300-.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *